EL GRAMAJE

¿Cómo definir el gramaje?

El gramaje de un papel sería como el peso de un metro cuadrado en ese mismo papel. Es una magnitud que caracteriza a materiales como el papel, la cartulina, el cartón o materiales textiles, correspondiendo a su densidad superficial, es decir, la masa por unidad de área. La unidad de medida es normalmente el gramo por metro cuadrado (g/m2).

El papel más flexible tiene el gramaje más bajo, el más grueso tiene el gramaje más alto.

El gramaje se define por las normas ISO 536 y 4046.

El documento más utilizado en oficinas, tiene un gramaje de 80g/m2, de forma que una hoja A4, que, por definición corresponde a una superficie de un dieciseisavo de metro cuadrado, tiene un peso de 5 g. Si se utiliza un papel más ligero (60 g/m2, por ejemplo) en oficinas, tenderá a atascarse fácilmente en las impresoras corrientes.

Gramajes según el uso:

  • Papel de fumar: entre 12 y 25g/m2.
  • Papel de periódico: 42 g/m2.
  • Papel de impresión para escritura: 65-80-90 g/m2.
  • Papel Cartón: 120 g/m2.
  • Papel de fotografía 10×15 normal: 175 g/m2.
  • Papel de fotografía 10 x 15 calidad: 250 g/m2.
  • Libro tapa blanda: 240-250 g/m2.
  • Papel de Acuarela: 300-600 g/m2.
  • Papel de dibujo: 90-150 g/m2.

 

(Artículo escrito por D. Luis Ángel Santa Cruz Simón)